Es evidente que puedes visitar las Lagunas de Ruidera en cualquier época del año, pero si hay una estación en la cual destaca su esplendor, es en primavera.

Las lluvias invernales y de los inicios de esta primavera han colmado de agua y hecho rebosar a las 15 lagunas que forman el parque natural de las Lagunas de Ruidera, configurando un paisaje que, si es bonito en cualquier época de año, en los meses de primavera, con la naturaleza en pleno apogeo, merece una visita. Una sinfonía de colores y reflejos acompasados por el sonido de la corriente de agua que forma cascadas y saltos entre una laguna y la siguiente y el trino de las aves que han regresado de su invierno africano.

Un paisaje verde, natural y protegido, en el límite entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, en el que las horas de sol van calentando poco a poco el agua y las actividades acuáticas se van convirtiendo en protagonistas: kayak, pesca en algunas lagunas…, sin menospreciar la gran variedad de actividades deportivas y al aire libre que se pueden hacer en el entorno: senderismo, rutas en mountain bike, avistamiento de aguas, epeleología, etc. Es decir, un lugar idóneo para disfrutar en pareja o en familia de un fin de semana o una escapada en un entorno totalmente natural.

 

Fuente: campingsalon.com
Abrir chat