Corría el siglo pasado cuando los antiguos habitantes de las lagunas de Ruidera construyeron centrales hidroeléctricas para aprovechar sus desniveles y generar electricidad.

Para que todo funcionara correctamente y no se inundaran las salas de máquinas estos habitantes decidieron modificar algunas lagunas, modelando sus paredes y presas de toba, adecuándolas a las necesidades de las centrales hidroeléctricas. Aunque fueron muchos los rincones ocultos que dejaron (los cuales os iremos contando en próximas publicaciones) hoy nos centraremos solo en la cueva de la laguna de San Pedro a la laguna Tinaja.

Como os adelantamos es una cueva perforada a mano que comunica dos lagunas y que hace de desagüe, provocando que la laguna Tinaja bajara de su nivel original y por lo tanto perdiendo desde entonces la laguna de San Pedro su fabulosa cascada.

Al descender sus aguas aparecieron unos misteriosos grabados de la edad el hierro, unos petroglifos grabados en las mismas rocas que también vemos en nuestras excursiones.

En el vídeo os queremos mostrar como accedemos a la cueva en nuestras rutas en kayak(enlace),y os animamos a que vengáis a probar la experiencia por vosotr@s mism@s.