Sí, sí… has leído bien… ¡existen plantas carnívoras en nuestras fabulosas lagunas de Ruidera!

Aunque son poco conocidas, es muy probable que hayas visto su vistosa flor amarilla dentro del agua alguna vez. ¡Estas plantas son acuáticas!

Qué curioso, ¿verdad? Merece la pena profundizar un poquito más en este tipo de vegetales…

Que no te engañe su bonita e inofensiva apariencia… Tienes que saber que, debajo de esa flor, oculta trampas de lo más letales. Como si de un iceberg se tratase, el gran peligro se encuentra escondido en la profundidad, imperceptible a simple vista. Así, bajo los pétalos, existen una especie bolsas o vejigas con las que atrapa a sus presas. Eso sí: no tengas miedo de ellas. Ten en cuenta que estas trampas suelen medir entre 0.2 cm a 1.2 cm. Teniendo en cuenta su tamaño, no hay razón para que los humanos sintamos temor. Quienes sí deberían andarse con cuidado con las larvas de mosquitos y renacuajos pequeños….

¿Sabías que…?

Para ser un poco más específicos, hay que indicar que la planta carnívora recibe el nombre Utricularia Australis. Pero comúnmente se la conoce como o col de vejigas. Mucho más sencillo de recordar, ¿no es cierto?

Ah, y ahí va un dato de lo más curioso: ¡esta planta tiene el honor de ser la más veloz del mundo!

Toma nota de cómo funciona:

Su bolsa-trampa cuenta con una entrada y un pequeño mecanismo de succión. Así pues, cuando el insecto se acerca y toca alguno de sus filamentos o pelos sensitivos, la puerta se abre y absorbe a la presa, provocando que una burbuja de aire suba al exterior. Todo ocurre en menos de un milisegundo, una hazaña que la convierte en el depredador más veloz del reino vegetal.

 

Ya lo sabes: seguro que la próxima vez que visites las lagunas de Ruidera ya no mirarás esta flor con los mismos ojos. ¡La naturaleza nunca dejará de sorprendernos! ¡Te esperamos!