¿Te gusta explorar? Esta actividad consiste en la exploración de cuevas y otros espacios subterráneos  con el fin de observar la flora y la fauna que se concentra en estos espacios.

La espeleología es un deporte que no puede practicar uno por su cuenta. Adentrarse en una cueva solo es sinónimo de peligro y riesgo. Aunque tomes la medidas de seguridad apropiadas, estos lugares son impredecibles y hay riesgo de lesión constantemente.

Practicar la espeleología en grupo (al menos 4-5 personas), controlará y supervisará mejor la zona, de manera que la actividad será mas provechosa. Y además, en caso de accidente, la expedición podrá dividirse para salir a la superficie a buscar ayuda y socorrer al afectado.

No superes tus límites

Las cuevas y las superficies donde se práctica la espeleología no siguen patrones comunes. Cada una es de una forma y debes estar atento en todo momento para evitar contratiempos. Si eres principiante no has de superar tus límites y hacer en todo momento lo que el guía de la expedición te aconseje.

Equipamiento adecuado

Es obvio, pero a veces se olvida. Las cuevas y espacios subterráneos están repletos de rocas, piedras y elementos puntiagudos y resbaladizos. Además de esto, muchas veces has de pasar pos espacios reducidos para avanzar en tu actividad.

Si vas a practicar la espeleología debes asegurarte de llevar el equipo adecuado zapatillas resistentes y con agarre etc. También tendrás que añadir a tu kit agua, botiquín, linternas o baterías adicionales, entre otros.

Protégete del frío

Los lugares donde se práctica la espeleología son fríos y húmedos y pueden derivar en hipotermia si no te proteges correctamente.  A la hora de equiparte para combatir el frío, evita los materiales de algodón porque no absorben el agua con rapidez. Equípate con materiales sintéticos, usa varias capas y, trata que la capa exterior sea resistente a la abrasión para evitar que se rompa.

Ten en cuenta el factor meteorológico

Los lugares subterráneos tienden a cubrirse de agua e inundarse, y sus corrientes de agua pueden ser peligrosas. Además de tener que actuar más cuidadosamente y aumentar el riesgo de la actividad, trata de conocer las condiciones de las cuevas antes de sumergirte en ellas.

Fuente: guiafitness.com
Abrir chat